Combatiendo la corrupción en comunidad: Aprendizajes desde la aplicación de normas globales en dinámicas gubernamentales

Jorge Florez
No Comments

Originalmente publicado en Open Data Charter

La pandemia de COVID-19 ha impactado sobre todo tipo de proyecto de desarrollo, cambiando prioridades, convirtiendo lo online en la nueva normalidad y obligándonos a todos a adaptarnos en nuestro trabajo y nuestras vidas. Los procesos y la comunidad de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP) no han sido una excepción. El COVID-19 ha significado que los países tengan prioridades más apremiantes, con implicaciones directas en las dinámicas y tiempos para el diseño de compromisos de gobierno abierto y el lanzamiento de planes de acción. También ha generado muchas preocupaciones relevantes sobre el espacio cívico, la transparencia y la privacidad, el uso apropiado de las medidas de emergencia y vigilancia; y aún más importante, sobre el papel que pueden desempeñar las plataformas como OGP para ayudar a los países a salir de la pandemia con democracias saludables y economías que funcionen adecuadamente.

A raíz de los esfuerzos realizados por la Carta Internacional de Datos Abiertos (ODC), la Red Africana por los Datos Abiertos (AODN), la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos (ILDA), el Centro Internacional para la Investigación y Desarrollo (IDRC) y Global Integrity en su alianza para promover el uso de datos abiertos para combatir la corrupción a través de la plataforma OGP, la irrupción del COVID-19 planteó desafíos que afortunadamente pudieron son sobrepuestos por el consorcio. Habíamos establecido un plan de aprendizaje sólido que nos ha permitido guiar las adaptaciones al proyecto al mismo tiempo que interactuamos continuamente con nuestros socios en los países prioritarios, y desarrollar conjuntamente herramientas y orientación que puedan ser útiles para los reformadores locales.

Nuestro plan de aprendizaje proporciona un abordaje de abajo hacia arriba (bottom-up) para generar evidencia útil para el desarrollo y la difusión de materiales de aprendizaje y comunicación para el proyecto. Primero, buscando necesidades y desafíos a nivel local; luego evaluando cómo las comunidades de práctica pueden colaborar entre organizaciones globales y regionales con socios a nivel de país, y finalmente mediante el uso de esta información para identificar brechas y diseñar estrategias efectivas para crear herramientas adecuadas que puedan apoyar el diseño y la entrega de compromisos efectivos.

Si bien nuestro objetivo general de fomentar iniciativas sostenibles para utilizar datos abiertos para combatir la corrupción sigue siendo el mismo, hemos realizado tres cambios importantes para garantizar que podamos alcanzar estos objetivos en la situación actual:

  • Ampliando nuestro enfoque, incluyendo no sólo los 4 países identificados previamente, sino a una gama más amplia de países para capturar las experiencias relevantes de éxito y fracaso en el diseño e implementación de los compromisos OD4AC en OGP. Todo esto mientras prestamos mucha atención a los socios con los que hemos estado trabajando y les brindamos más oportunidades para una voz en las herramientas y la orientación que esperamos puedan habilitar su trabajo.  
  • Fortaleciendo el enfoque de abajo hacia arriba de nuestro proyecto, prestando especial atención a la procedencia de los desafíos políticos, técnicos y logísticos en la formulación de los compromisos de OGP, a cómo los reformadores locales intentan superar esos desafíos, y si y cómo el apoyo que reciben de socios globales les ayuda a superar esos desafíos.
  • Aumentando nuestra colaboración con socios globales (incluido OGP) para aprender de sus experiencias y trabajar en estrecha colaboración. Esperamos desarrollar de manera colaborativa herramientas y orientación que puedan permitir a los socios locales apropiarse y utilizar recomendaciones globales para impulsar reformas relevantes que vayan más allá de la transparencia y puedan conducir a democracias más fuertes que brinden resultados de inclusión, rendición de cuentas y desarrollo.

 

COVID-19 y hallazgos emergentes

Las comunidades de gobierno abierto, anticorrupción y datos abiertos han estado activas en el la guía, producción de informes y lanzamiento de iniciativas para informar el trabajo de los gobiernos nacionales en todo el mundo que intentan reaccionar ante la pandemia por el COVID-19 y presionar por reformas relevantes que posicionen mejor a los países frente a la fase de recuperación. Uno de estas es la iniciativa de Respuesta Abierta + Recuperación Abierta liderada por OGP, que incluye recomendaciones y orientación sobre temas relevantes como anticorrupción, espacio cívico, justicia, apertura fiscal, e industrias extractivas. Estas recomendaciones (junto con otras del Banco Mundial, la OCDE, etc.) están destinadas a informar la acción del gobierno e inspirar un diálogo fructífero entre los defensores locales del gobierno abierto.

No es un camino fácil. En nuestro compromiso con Colombia, Chile, Kenia y Ghana, así como en conversaciones con los reformadores locales con el objetivo de impulsar las reformas OD4AC en sus países, estamos aprendiendo que enfrentan desafíos recurrentes al usar recomendaciones globales para informar el diálogo, los compromisos y la acción que pueda impulsar un cambio significativo en la gobernanza y la práctica en cada uno de sus contextos. Esto sucede porque la orientación generalmente se centra en qué hacer, no en cómo comprender los problemas locales y luego explorar cómo esas recomendaciones de transparencia pueden ayudar a abordar esos problemas locales.

Esto es evidente en el limitado número de compromisos adquiridos relacionados con los datos abiertos para la lucha contra la corrupción. Existe una baja proporción de compromisos implementados que se destacan o provocan cambios más allá de los beneficios de transparencia.

 

“Nuestra guía debería permitirles enmarcar los desafíos de corrupción de una manera que esté orientada a los resultados, que reconozca las prácticas y procesos existentes, y que les permita construir coaliciones sectoriales que puedan sostener procesos de cambio” – Jorge Florez, Global Integrity.

 

Nuestro taller, entrevistas con organizaciones locales y globales que trabajan en los compromisos de OD4AC, y el compromiso activo con representantes del gobierno y de las OSC de los foros multi actor (Multi Stakeholder Forums -MSF-), nos han permitido comenzar a desengranar los desafíos que enfrentan al aplicar prácticamente las recomendaciones proporcionadas por OGP y otros (ver aquí).

Algunos hallazgos e ideas iniciales que informan cómo desarrollamos las herramientas y comprometemos a los actores globales incluyen:

  • A pesar de los diversos recursos existentes que sirven como guía para formular problemas y redactar compromisos, los reformadores locales enfrentan desafíos al usar estas recomendaciones de forma que les permitan obtener una colaboración activa y el compromiso por fuera de los miembros del MSF, y lograr así compromisos destacados.
  • La agenda de gobierno abierto no siempre cuenta con apoyo de otros actores relevantes, tanto en el gobierno como en la sociedad civil, lo que a menudo conduce a procesos de OGP que no están suficientemente articulados con las demandas sociales y movilizaciones. Esta dinámica se hace aún más difícil de superar debido a los desafíos que plantea el distanciamiento social.
  • A menudo, las herramientas de transparencia tienen prioridad por sobre los procesos de reforma de obernanza que son necesarios para abordar los problemas locales (es decir, revisar la gobernanza de datos sectoriales, la infraestructura de datos, la legislación anticorrupción, etc.). En muchos casos, estas herramientas de transparencia se consideran productos aislados que no están alineados con la dinámica política y técnica local.
  • Otras veces, las herramientas de transparencia y los procesos participativos tienen prioridad sobre otras reformas que pueden generar grandes ganancias políticas y están en línea con la agenda de gobierno abierto y tienen el potencial de ser transformadores.

 

Considerando además la situación global actual, Fabrizio Scrollini (ILDA) apunta que necesitamos reconocer que estamos en medio de una crisis y las cosas no van a volver a la normalidad muy pronto. América Latina es el epicentro de la pandemia y va a llevar un tiempo ajustar estas demandas para reasignar los recursos”

 

Nuestro proyecto se basa en una gran cantidad de investigaciones y recursos existentes (como investigaciones sobre desafíos que obstaculizan el impacto de los compromisos en datos abiertos y por qué los compromisos de OGP fallan), y en las orientaciones de OGP para la co-creación de planes de acción. Nuestro valor agregado proviene de centrarnos en la co-creación de compromisos para un tema específico (la intersección de datos abiertos y anticorrupción) y de escuchar y aprender de los líderes a nivel de país. Los datos abiertos pueden ser una parte importante de los esfuerzos para abordar los desafíos de corrupción y desafiar las dinámicas de poder arraigadas, pero para que este potencial se realice, debemos apoyar el liderazgo de los reformadores locales y brindarles todo el apoyo que podamos para que puedan encontrar formas creativas y relevantes para empujar los límites del gobierno abierto y proteger nuestras democracias.

 

“Al utilizar datos abiertos, podemos hacer que los gobiernos rindan cuentas sobre ello, y asegurarnos de que estos fondos de ayuda lleguen a quienes los necesitan de la manera más oportuna y sin filtraciones a actividades fraudulentas u otro uso ilícito de estos fondos” – Leonida Mutuku, AODN, Kenya

 

Nuestros planes para abordar este desafío

La relevancia de OGP es mayor ahora que nunca, y nuestro trabajo como promoción de la agenda de Gobierno Abierto debe ir más allá, asegurando que estas plataformas transformen las realidades en el terreno y realmente brinden su potencial para combatir la corrupción, hacer que la participación en asuntos públicos sea real y garantizar la inclusión de todo en los procesos y resultados que nos ayudarán a recuperarnos de estos tiempos difíciles.

En los próximos meses lanzaremos, en colaboración con nuestros socios, un conjunto de herramientas que apuntan a cerrar la brecha entre las recomendaciones y ejemplos globales, y las dinámicas e incentivos locales. Estas herramientas incluirán:

  • Un conjunto de preguntas orientadoras y un compromiso ilustrativo sobre cómo desarrollar compromisos OGP específicos y accionables para OD4AC, y
  • Un manual de tácticas que los reformadores pueden usar como guía para lograr la transformación en sus contextos que van más allá de la transparencia por la transparencia misma.

Nuestro proceso para desarrollarlos incluirá consultas y llegar a PoCs y MSF de diversos países para poner en práctica las herramientas y hacerles los ajustes necesarios. Mientras hacemos esto, continuaremos explorando por qué los países enfrentan desafíos en el uso de las recomendaciones globales, y cómo se pueden mejorar para tener en cuenta la dinámica y contexto de cada país.

 

Próximos pasos

Las crisis como esta pandemia son una oportunidad para reformas democráticas. Para cumplir con esto, debemos asegurarnos de revisar nuestras suposiciones, aprender y adaptarnos para apoyar a los campeones de OGP que lideran los espacios en sus países. Esperamos influir en la forma en que los socios globales trabajan en datos abiertos, anticorrupción y gobierno abierto en general, así como brindar un apoyo más efectivo y útil a sus socios. Actualmente estamos ampliando nuestro trabajo llegando a más países, probando nuestras herramientas y colaborando con la Alianza para las Contrataciones Abiertas para desarrollar las preguntas orientadoras. Una vez que se desarrolle la herramienta, esperamos comunicarnos con otros socios y buscar sus comentarios.

 

“Si no tomamos en cuenta las particularidades, estas pequeñas cosas que la historia y las instituciones anticorrupción tienen dentro de sus propias realidades, podríamos estar creando un nuevo problema al intentar ayudar” – Nati Carfi, ODC.

 

No estamos planeando hacer esto solos. Si estás tratando de usar datos para combatir la corrupción, especialmente en estos tiempos de pandemia, comunícate con nosotros en @opendatacharter y @GlobalIntegrity. Queremos conocer los desafíos que has enfrentado y cómo estás tratando de superarlos.

Jorge Florez
Jorge Florez
Manager, Fiscal Governance

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Related blog posts